25
Jun

Horrible Heathrow

Escrito el 25 junio 2007 por Antonio López de Avila en Transporte Aéreo

Con este titular podíamos leer esta semana en Financial Times un artículo sobre los problemas que están sufriendo los usuarios de los aeropuertos londinenses, especialmente en Heathrow. De hecho, las críticas vienen desde la misma dirección del aeropuerto. Tony Douglas, CEO, admitió públicamente que las condiciones de los pasajeros eran “inaceptables”.

¿Causas? Entre otras, apuntan una mala gestión por parte de BAA (British Airports Authority controlada por Ferrovial desde 2006), la falta de competitividad y una regulación que pone poca atención a la satisfacción del usuario.

La mala gestión, se traduce en – por ejemplo – la falta de medios para atender las largas colas que se forman en los arcos de seguridad, la limpieza y mantenimiento general de las instalaciones.

Pero, es la falta de competitividad lo que ocupa principalmente a los periódicos británicos. La presión mediática y la que ejercen las principales compañías que operan en los tres aeropuertos de referencia de la capital han provocado la reacción de la “Competition Comission“, que está considerando la posibilidad de romper el monopolio de BAA sobre estos. Sin embargo, los primeros estudios no terminan de aclarar que esto sea la solución a los problemas de Heathrow, ya que una competencia abierta entre diferentes operadores puede conllevar ciertos riesgos para su futuro como “hub” europeo.

Lo que sí parece ser necesario es una revisión completa del marco regulatorio de los aeropuertos, incluyendo la posibilidad de las compañías a operar en las distintas terminales (con vistas a la futura T5) o el incremento de las tasas para hacerla menos accesible a algunas compañías (principalmente las de bajo coste) y así reducir su volumen de pasajeros.

Sea cual sea la postura que adopte la Competition Comission o BAA respecto a Heathrow, está claro que el aeropuerto está operando casi al límite de sus posibilidades. El incremento de tráfico aéreo previsto para los próximos años es motivo suficiente para que se tomen medidas urgentes sobre su futuro.

Y mientras esto se discute en Inglaterra, en España algunos siguen defendiendo la necesidad de disolver AENA y crear organismos de gestión autónomos para cada aeropuerto, por no hablar de la creación de los nuevos aeropuertos privados como el de Castellón o “El Quijote”. ¿No sería necesaria ya una reflexión profunda y fundamentada sobre el futuro de los aeropuertos españoles?

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar