17
Sep

XL: otra víctima en el sector

Escrito el 17 septiembre 2008 por Antonio López de Avila en Transporte Aéreo

 

XLplane.jpg

La semana pasada, XL Leisure Group, el tercer turoperador británico de paquetes vacacionales, se declaró en quiebra.

 

El holding agrupaba numerosas empresas que han caído como un castillo de naipes: XL Leisure Group, XL Airways UK, Excel Aviation, Explorer House, Aspire Holidays, Freedom Flights, Freedom Flights (Aviation), The Really Great, Holiday Company, Medlife Hotels, Travel City Flights y Kosmar Villa Holidays.

 

 

Phil Wyatt, CEO, en un mensaje muy emotivo, declaraba que se encontraba desolado por el colapso de la compañía y se disculpaba con sus clientes y empleados del grupo. Las cifras hablan de unos 1.700 puestos de trabajo perdidos, más de 60.000 clientes  -que se han quedado literalmente en tierra, ya que se cancelaron todos sus vuelos desde las bases de Gatwick, Manchester y Glasgow- y unas 200.000 reservas pagadas.

 

Desconociendo los estados financieros del grupo no puedo aventurar si la causa de esta nueva quiebra ha sido la crisis económica, el incremento del precio del combustible o una una mala gestión; pero esta no es buena noticia para nadie, excepto quizá para sus antiguos competidores, que se podrán repartir el mercado entre menos actores (de hecho, las acciones de TUI Travel subieron un 6%  y las de Thomas Cook un 7%).

 

Como en el caso de Air Madrid, debería preocuparnos la falta de previsión ante una crisis así – que provoca el cierre de la compañía – y el gran número de afectados que se ven perdidos ante una situación que no terminan de entender tras haber comprado y pagado su billete.

 

¿No hay mecanismos de alerta previos que eviten estas situaciones? ¿No se podrían poner en marcha procesos de contingencia para evitar que aquellos que ya estén en destino puedan volver con la misma compañía y que ésta pueda, al menos, cumplir con los desplazados?

 

La prensa inglesa ha cubierto ampliamente de esta noticia. La más reciente informa que, a pesar de los intentos de XL y de la Civil Aviation Authority (CAA), no podrán usar los aviones y las licencias operativas de la compañía para repatriar a los pasajeros que aún se encuentran en el destino, debido a la gran envergadura de la operación. El Departamento de Transporte no quiere usar el dinero de los contribuyentes para hacer posible esta operación, cuando se puede poner en marcha un operativo especial con otras compañías de manera mucho menos gravosa para las arcas públicas. Así, la CAA ya ha organizado la repatriación de unos 30.000 pasajeros y se estima que una cantidad parecida puede quedar aún por encontrarse “disfrutando” de sus vacaciones en el Mediterráneo, Caribe y Florida.

 

Por otra parte, CAA ha insistido a todos aquellos pasajeros protegidos por la Air Travel Organisers’ Licensing  ATOL (todos, excepto aquellos que hayan volado con Excel Aviation), que no tienen necesidad de adelantar su vuelta o pagar innecesariamente por nuevos vuelos, ya que están cubiertos.

 

Hoy, la empresa Administradora del Grupo quebrado, ha publicado en Financial Times una anuncio para la venta de: ‘the businesses, brands and associated intellectual property’ of XL-owned operators Aspire, Kosmar, Medlife, Travel City Direct and Freedom Flights’.

 

Otro caso de fracaso en el sector para la historia y para el estudio.

Comentarios

Francisco Miranda 1 noviembre 2008 - 23:47

Con posterioridad a ese hecho se ha producido también la quiebra de Sterling y el cese parcial de operaciones en LTE.

Obviamente los derechos de los consumidores son pisoteados y se deja gente en tierra con toda impunidad.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar