28
Oct

AENA o la revisión del modelo aeroportuario español

Escrito el 28 octubre 2008 por Antonio López de Avila en Creación de Valor, Transporte Aéreo

 

AENA2.JPG

La revisión del modelo aeroportuario español está en marcha. Desde hace tiempo, Comunidades Autónomas y Cámaras de Comercio regionales están haciendo presión para poder tener control (total o parcial) sobre los aeropuertos de su región. A esto se suma la aparición de los primeros aeropuertos privados de España: el Aeropuerto Central Ciudad Real comenzará a operar en unos días (si logra superar las trabas medioambientales) y el de Castellón estará listo en 2009.

Esta revisión del modelo genera en todos los “stakeholders” (cías aéreas, handlings, usuarios, proveedores, gobiernos regionales y una buena parte de la sociedad) muchas dudas. Es un momento histórico que unos ven con esperanza y otros con cierta intranquilidad ante la falta de definición de muchos aspectos de la reforma: ¿quién tendrá el control?, ¿significará la destrucción de AENA tal y como la conocemos?, ¿de dónde saldrán los recursos para el mantenimiento de las infraestructuras?…

 

El actual modelo de AENA permite dos cosas que, creo, son remarcables:
1. Coste cero para el bolsillo de los españoles, ya que se autofinancia mediante las tasas.
2. Un modelo de reparto solidario, que ha permitido que regiones prácticamente excluidas de las rutas aéreas, cuenten con aeropuertos preparados.

Desde el momento en que esto cambie, y las tasas de cada aeropuerto queden en la región donde se originan, surgen muchas dudas. Dudas con respecto a los aeropuertos pequeños, cuya viabilidad futura estará en entredicho (¿quién financiará el mantenimiento y modernización necesaria? ¿las arcas públicas de la región, es decir, los bolsillos de los ciudadanos que – hasta hoy – no han tenido que poner un duro para ello?, ¿podrán las regiones hacer frente a estas altas inversiones “ad eternum”?, ¿estarán condenados a desaparecer a la larga ante la falta de volumen necesario para su autosostenibilidad?); pero también con respecto a los aeropuertos con un volumen de tráfico medio y alto (no olvidemos el caso de Heathrow, cuyas infraestructuras languidecieron durante décadas sin que nadie invirtiera decididamente en ellas).

 

Esta son sólo algunas de las muchas cuestiones que se abren en este debate, que requiere un análisis exhaustivo y a largo plazo, no intoxicado por los intereses partidistas y cortoplacistas que vemos en muchos abanderados de la revisión de este modelo.

Para empezar, me gustaría que pudierais leer el post del profesor Pampillón en el BLOG de Economía del IE.

Comentarios

Pablo Torrejón Plaza 29 octubre 2008 - 14:10

Buenos días Antonio,

Interesante debate que lleva un tiempo “vivo” y que estará en el foco de la polémica en próximas fechas tras el anunciar este verano el Gobierno que se estudia cambiar el actual modelo de gestión aeroportuaria, salvo que la coyuntura general e internacional de la economía obligue a retenerlo hasta un mejor momento.

Por ello, y dejando constancia del gran acierto y realidad de tus comentarios en la introducción al tema, en un primer momento me gustaría aportar solamente unos breves comentarios e interrogantes:

– Los nuevos aeropuertos incorrectamente llamados “privados” tienen importante presencia pública (Autonomía, Diputación, Universidad, Caja de Ahorros,…), Y precisamente ese “socio” ejerce su correspondiente fuerza e influencia institucional. Realmente, como la inmensa mayoría que no son totalmente públicos lo que son es de gestión y/o propiedad mixta.
– El libre mercado y la competencia abierta, dentro de un adecuado marco regulador y de control, prima la eficiencia mediante la “selección natural”. Pero ¿es aplicable a todos los ámbitos y sectores de forma directa?, ¿existen los “monopolios naturales”?, ¿piden libre mercado los que no son el líder para aspirar a serlo y luego quedar en monopolio u oligopolio?, ¿por qué no compiten “La Paz” y el “Ramón y Cajal” y que el mejor continúe cerrando el ineficiente?.
– El único gestor aeroportuario relevante a nivel mundial, el segundo tras Aena, realmente privado y con cotización en bolsa es la BAA, propiedad de Ferrovial y con Heathrow como aeropuerto de referencia dentro de su red. ¿Su situación de agotamiento de capacidad de sus infraestructuras y su complicada situación financiera son el paradigma a considerar?.

Continuará con toda certeza el debate, ya que los intereses económicos y políticos son múltiples.

Saludos.

Pablo

Germán Alcayde 30 octubre 2008 - 11:51

Yo creo en el modelo públuco pero con gestión privada. Al igual que las carreteras son de inversión pública y en algunos casos son concesiones de peajes, creo necesario que el Estado invierta en una red de aeropuertos que permita atraer a turistas internacionales. No olvidemos que somos el segundo país receptor de turistas del mundo. En cuanto al turismo nacional, lanzo una pregunta ante la evolución hacia un país AVE. Qué pasará en 10 años cuando toda España está comunicada por AVE?.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar