25
Jun

La compañía aérea inglesa arremete contra las compañíasLow Cost, como estrategia frente a la caída de producción que está sufriendo no sólo esta compañía sino todo el sector aéreo.

Es suficientemente conocida la actitud de la compañía irlandesa Ryanair para publicitar sus productos y destinos. También es conocida la mala prensa que tiene en el sector de agencias de viajes, por sus ataques reiterados a la profesionalidad de las mismas.

Pero ahora, llega BristishAirways y fija claramente las comparaciones en precios y servicios entre las dos Low Cost de su competencia (Ryanair y Easyjet), en su propia página web.

Ya hemos analizado reiteradas veces en el foro de Turismo & Leasure, la realidad de los servicios y condiciones que uno obtiene con la compra del billete a una aerolí­nea tradicional frente a una Low Cost, y aunque cada empresa es libre de mantener una estrategia comercial basada en el precio, lo que no parece del todo lícito, o al menos no estamos acostumbrados a ello, es que ese precio se vea progresivamente aumentado cuando queremos hacer valer servicios adicionales, que son básicos y sin coste en una aerolínea tradicional.

La última propuesta de Ryanair al respecto fue indicar que el uso del WC en el avión iba a tener un cargo adicional. No sé si finalmente se ha llevado o no a la practica. Desde luego, no aparece como opción en la reserva añadir a la “cesta de la compra” el uso del WC. Aunque a lo mejor en el avión hay que pedir un ticket a la azafata, o bien los WC están clausurados.

Una aerolínea tradicional no se plantea, de momento, cobrar cargos adicionales por el uso de servicios que ya vienen prestando incluidos en el precio.

Pero estamos en tiempos complicados y a lo mejor es cuestión de análisis de rentabilidad, y lo cierto es que el mercado ya está empezando a acostumbrarse a esos suplementos por viajar en avión. De momento parece que su estrategia es desmarcarse de las Low Cost, pero ya veremos.

En cualquier caso es necesario comentar que en la comparativa que hace British deja fuera los precios netos, sólo habla de suplementos, y esto es así, porque seguramente el coste total incluidos los suplementos es mayor en la tradicional que en la Low Cost. La única diferencia es que con la tradicional el cliente sabe lo que paga desde el principio, y con la Low Cost, tiene que llegar al aeropuerto con la calculadora en la mano.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar